Transfer BMW

La caja de transferencia o transfer es un componente de los BMW muy importante, pues tiene como función distribuir la fuerza de tracción en los cuatro neumáticos y de esta forma lograr una correcta marcha del mismo y por lo tanto debe mantenerse en óptimas condiciones para un correcto funcionamiento.

¿Te interesa saber más acerca del transfer BMW? Entonces te invito a continuar dando lectura al artículo que he preparado el día de hoy.

 

¿Qué es una caja de transferencia?

El transfer BMW (y de cualquier vehículo en general) es un componente que se caracteriza por generar la tracción mediante la potencia que genera el motor, donde, se encarga de distribuirla hacia los 4 neumáticos usando los ejes traseros y delanteros.

Esta distribución de potencia se logra por la participación de los ejes de transmisión. Gracias a este sistema, es posible reducir la limitación al momento de conducir, sobre todo en ambientes difíciles como las calles carentes de asfalto o con rocas, así como colinas, fango, entre otras.

El transfer BMW se localiza justo después de la caja de cambios.

Transfer BMW
Transfer BMW

¿Cómo funciona el mecanismo de la caja de transferencia?

De manera simple, el transfer BMW logra su función gracias a la coordinación que mantiene con otras piezas:

  • El motor: responsable de generar la potencia directamente a la transmisión
  • La transmisión: En este punto, al recibir la potencia, habrá un eje de salida mediante un conjunto de engranajes que regulan las velocidades y le re-direccionarán al transfer.
  • La caja de transferencia: en este punto, se recibe la potencia y se distribuye a los diferenciales delanteros y traseros.
  • El diferencial delantero y trasero: permite dividir la fuerza de la tracción mediante dos hemiejes de salida en dos velocidades diferentes para que el coche pueda dar curvas sin arrastrar la rueda.

 

 

El mantenimiento del Transfer BMW

Es necesario que se le haga mantenimiento al transfer BMW periódicamente para mantener su funcionamiento al 100%.

Sin embargo, ¿Cómo sabemos cuándo es momento de realizarlo? Pues hay algunos detalles que nos indican que la caja de transferencia no está funcionando correctamente, siendo los siguientes:

  1. Problema para realizar los cambios de la marcha del vehículo.
  2. Ruidos extraños en la parte inferior del vehículo.
  3. El vehículo no queda en 4WD cuando debería mantenerse en este modo.

Estos problemas suceden principalmente porque el fluido del transfer es contaminado a consecuencia de un acumulo de carbono que genera fallas de la diferencial.

En estos casos lo mejor es llevarlo directamente al mecánico para que reparen nuestro transfer BMW.

 

¿Algo más que debería saber?

Para evitar averías en la caja de transferencia, lo ideal es realizar un cambio del líquido cada 30.000 millas recorridas.

Por otro lado, si no conoces acerca de este sistema y por ende, no cuentas con experiencia, es mejor que dejes la reparación o mantenimiento a manos de un profesional calificado.

Recuerda que no debes acelerar a fondo en las velocidades baja ya que podrías dañar la caja de cambio y a su vez, la caja de transferencia.

WhatsApp chat
Reparaciones Sánchez
Call Now Button